Inicio

Historia

 

Reseñas históricas

  • EDAD DEL BRONCE

Durante la Edad del Bronce el término de Fuente-Álamo fue un importante enclave como área de confluencia en el curso bajo

del río Mundo.

Cuevas como las del Mainetico y Mainetón figuran ya como talleres, estaciones o asentamientos Neolíticos y Bronce inicial.

Los poblados se adecuaron a las necesidades y recursos vitales en torno  a manantiales ríos y rocas siendo en el Bronce pleno

los enclaves del Mainetico, Toriles en las Colleras y Fortaleza los más importantes.

  • ÉPOCA ÍBERA:

Destaca indiscutiblemente el poblado de Fortaleza(en la antigüedad “Magneton”) con un oppidum y una gran muralla en forma

de “L” y paso de comunicación obligado entre el Tolmo de Minateda y el Santuario del Cerro de los Santos.

  • ÉPOCA ROMANA

Los poblamientos en la zona se originan en los valles del noroeste de la Cañada Ortigosa abriendo camino entre el Cerro Fortaleza

y el Tolmo de Minateda, eje de comunicación secundario entre Hellín y Almansa.

Se habla todavía en el s. II antes de Cristo de Fortaleza como cerro testigo dominando una vía natural que comunicaba el Santuario

de los Santos con el Tolmo de Minateda a través de la Cañada Ortigosa.

El Santuario del Cerro de los Santos ha de ser vinculado con un centro poblacional con sólida estructura organizativa indudablemente

un oppidum, siendo Fortaleza la que reúne más posibilidades (Rubí SANZ Gamo).

  • EDAD MEDIA

El 22 de Febrero de 1272 Alfonso X concede Privilegios sobre los términos de Chinchilla con el fin de repoblar estas tierras.

Con el fin de  rebautizar las nuevas tierras conquistadas muchos de los antiguos poblamientos, fuentes y pozos fueron cambiados

de nombre, es el caso de lo que pudo pasar con Fuente del Álamo. En tiempos de D. Juan Manuel (Marqués de Villena) ya se

tienen noticias de Fuente Álamo.

 

Castillo-fortaleza de Fuente-Álamo:

La extensión de los cultivos y la aparición de comunidades de aldea en el término requería también una mejor defensa del territorio,

y don Juan Manuel, en línea con el pensamiento que expresa en el Libro de Los Estados, puso empeño en reparar los viejos castillos

y casas fuertes y construir otras nuevas allí donde no existiesen de antemano como es el caso de la reparación de los muros del

castillo de Chinchilla. Pero no bastaba con fortificar la villa y su alcázar. El sistema defensivo del territorio habría de completarse con

pequeñas fortalezas que protegieran cada uno de los principales núcleos de colonización que estaban desarrollándose en la comarca,

bien como comunidades de aldea o como grandes fincas concedidas a los más importantes caballeros de Chinchilla.

Ése pudo ser el caso de Fuente Álamo , donde según Lozano y Cebrián se levantaría en el poblado de Magnetón un castillo-fortaleza

o atalaya para controlar la gran extensión del territorio Chichillano y la vereda creada para el paso de ganado entre Jumilla y dicha ciudad.

 

En 1289  Sancho IV prohíbe que se entre en el término de Chinchilla a coger grana y a cazar sin permiso del concejo.

En 1334 se fijan los límites de Chinchilla con Jumilla y con ello el beneficio de los vecinos de Jumilla de poder entrar con sus ganados a la

Fuente del Álamo y al Agro (Agrio) convirtiéndose en dehesa de hierba para ganados menudos y siendo acotada para tal fin.

En 1372 el rey Alfonso de Aragón (Marqués de Villena) hizo a Chinchilla confirmación de todos sus privilegios y le concedió la Dehesa

de propios de Fuente –El Álamo y supo formar sociedad con varios judíos para el arrendamiento de las tierras siendo las conversiones

al cristianismo incesantes.

En tiempos de Juan II figura como arrendador de la Dehesa de Fuente del Álamo  a Martín Ferrández de Avia, hombre de cierta fortuna

en aquella época.

En 1454 el concejo de Chinchilla reglamenta los pastos y la vereda por donde debían pasar los ganados hacia Murcia, de este modo el 27

de octubre  se da vereda para atravesarla. Así como también la ordenanzas a los caballeros de la sierra (encargados de revisar el término,

mojones, guardando la grana y la bellota). Es interesante la descripción que hace de  la vereda:

<<…e donde el pino corvo, e donde adelante al frontón de la sierra como aguas vertientes fasta el sol saliente, e donde

al portillejo allende la Fuente el Álamo con la senda que va a Jumilla>>.

Luchas entre los pacheco y los Reyes Católicos.

En marzo de 1449 se eligieron los oficiales públicos permitiendo colocar en puestos claves a gentes de su confianza, entre ellos a los

Del Castillo protegidos del Marqués siendo judíos conversos y emparentados con familias hidalgas. Los judíos, así transformados social

y religiosamente se convierten en clanes familiares que colaboran con el Marqués. Cobran gran importancia entre los miembros de esta

familia, los hombres de letras, escribanos, abogados; en definitiva, hombres de negocios que, sin ser de las familias influyentes, sí se hicieron

con una parte importante de tierras.

De esta manera, pensamos que pudo ser el origen de la escalada que tuvieron los López del Castillo, en la vida pública, política y social

puesto que se posicionaron de manera unilateral con los Pacheco en su cruzada contra los Reyes Católicos consiguiendo parte de las tierras

de Fuente Álamo.

En 1476, los Reyes Católicos castigaron duramente con el destierro a algunas familias por apoyar la causa del Marqués como el caso de

Fernán López del Castillo, escribano y posible judío converso, que gozaba de la protección de Pacheco, lo cual provocaría que en una época

concreta se cambiaran el apellido para evitar las posibles represalias contra ellos. Más tarde pudieron regresar, pero su puesto quedó relegado

por la creación de cuatro escribanías vitalicias de familias que habían estado al lado de los Reyes Católicos.

El 6 de Agosto de 1488 los Reyes Católicos llegan a Chinchilla y Fernán López del Castillo será uno de los escribanos que recogen la entrada

a Chinchilla de los Reyes Católicos.

En 1467, Don Juan Pacheco, Marqués de Villena, concede al concejo chinchillano poner uno o dos escribanos al servicio del ayuntamiento.

La dehesa de Fuente Álamo siempre fue muy estimada por el concejo de Chichilla por su posición estratégica entre diferentes señoríos,

de modo que los caballeros más importantes se interesaron por crear y acaparar territorios que pasaban de unas manos a otras por diversidad

de motivos.

En1489 la inquisición comenzó a actuar, hecho que cambiaría la suerte de muchas familias y que alentaría la sed de venganza de unos y otros

por alzarse con el poder y el prestigio de las clases sociales.

De este modo empieza a concentrarse la propiedad en manos de unos pocos. Los ricos se recluyen en sus fincas y venden la lana de sus rebaños

y recogen las cosechas.

También aprovechaban para comprar a buen precio lotes de tierra de pobres o emigrados, que solían añadir a las haciendas que habían hecho

conceder o que poseían de antiguo.

  • EDAD MODERNA

Así pues, el 8 de octubre de 1544 se funda el Patronato de  Ginés López del Castillo y Catalina Pérez Vela por la que se organizan los

vínculos que componían el heredamiento de Fuente Álamo al que más tarde se le anexiona Pinilla.  Se establece por lo tanto el  mayorazgo

(o vínculo de mayorazgo) que permitía mantener un conjunto de bienes vinculados entre sí, de manera que no pudiera nunca romperse.

Los bienes así vinculados pasaban al heredero, normalmente el mayor de los hijos, de forma que el grueso del patrimonio de una familia no

se diseminaba, sino que sólo podía aumentar.

En las relaciones topográficas de Felipe II (1575-1578) aparecen ,linajes y solares que había en la ciudad de Chinchilla y su término figurando

la familia de los Castillos entre ellos así como los mayorazgos:

<<… y muchos con casas en el suelo y término de esta ciudad, de dos y tres y de quatro vecinos que sería de mucha prolixidad ponerlos aquí…>>

La primera referencia sobre la ermita de Fuente Álamo es un bautizo que se realizó en 1647. Se encontraba bajo la advocación de San Dionisio,

y contiguo a ella estaba el cementerio.

En el Catastro del Marqués de la Ensanada elaborado en 1755 siendo rey Fernando VI se desprenden datos interesantes sobre la población

de Fuente  Álamo aún dependiente de la Ciudad de Chinchilla sobre las especies y calidades de tierras;olivos y especies de frutos; salinas,

colmenas especies de ganados así como datos importantes sobre la población  contando ese año con una población de 20 vecinos, unos

100 habitantes aproximadamente.

En 1770 ya existe un proceso colonizador importante puesto que se conceden licencias para fabricar casas, corrales y hornos de pan de cocer.

Así mismo en la fuente  ya abrevaban los ganados de la población del lugar.

 

  • EDAD CONTEMPORÁNEA

En 1798 finaliza la construcción de la Iglesia bajo la advocación de San Dioniso Areopagita tras los proyectos fallidos de José López (1786),

de D. Alfonso Regalado Rodríguez (1787) y de José Toraya (1787), siendo finalmente Lorenzo Alonso Franco quien ejecutara el proyecto

como así lo reflejan las distintas comisiones de arquitectura.

En 1801 se establece un contrato de compraventa de la ermita al mayorazgo con la condición de que éste “la mantenga tal y como está”.

 

Invasión francesa

Como en otros tantos lugares, Fuente Álamo también sufrió la invasión gala. Las tropas francesas penetraron en la comarca cometiendo

ciertas tropelías, como fueron incendios, destrozos… El episodio más relevante fue el saqueo de la Iglesia de San Dionisio Areopagita

causando numerosos desperfectos en la misma, entre ellos el de la capilla con la advocación a Santa Inés.

Constitución de 1812.

Como respuesta a la Invasión francesa se aprueba por las Cortes de Cádiz la Constitución española un 19 de marzo de 1812. Fuente-Álamo

juró la constitución un 23 de agosto de 1812 de ese mismo año en un solemne acto en la Iglesia de San Dionisio Areopagita.

 

 

Guerras Carlistas

 

Fernando VII abolió la ley sálica para que su hija pudiera heredar la Corona. Al morir el rey, Isabel II, menor de edad todavía accedería al trono.

La reivindicación del hermano de Fernando VII, Carlos Mª Isidro, de su derecho a reinar no se hizo esperar. Isabelinos y carlistas comenzaron

sus enfrentamientos dando lugar a la primera guerra carlista.

El pueblo de Fuente Álamo se declara a favor de Isabel II y con ello surge un período de inestabilidad política y social. Muchas fueron las

invasiones sufridas en la aldea de Fuente Álamo, entre ellas la de Forcadell (1837), Francisco Orta (1848) y la de Francisco Reyes (1878)

que con una partida de 100 hombres sorprendió al cobrador de las contribuciones.

Se debe destacar también la figura del famoso Roche, Ramón García Montes, como el bandido más famoso de estas tierras.

 

En el Diccionario de Madoz (1845-1850) aparece la siguiente descripción con interesante información sobre Fuente-Álamo durante el siglo XIX:

 

[Villa con ayuntamiento en la provincia de Albacete (8 leguas). Situada en la ladera de un cerro con inclinación al N. tiene 280 casas,

las 250 formando cuerpo de población, y las restantes diseminadas por el término; una reducida posada pública; escuela de

instrucción primaria, una fuente con dos caños, tan abundante que además de proveer al vecindario para beber y demás usos doméstico,

sorte un pilón para abrevadero de los ganados y un lavadero que sirve de depósito para regar la huerta llamada del Mayorazgo; hay

una iglesia parroquial de entrada (San Dionisio Areopagita)  y dando ya al campo se encuentra el cementerio que es muy reducido con

respecto á la población. Dentro de el término se encuentran las aldeas y caseríos de Agrio, Casa de la Peña de Cerezos, Casa nueva

del Cabañil, Casa de la Parra de Lorente, Casa de las liebres, Cepero, Cerro en medio, Chortales, Huesas, Jaraba, Mainetes, Mojón de

Ontur, Olmillo, Regajo, Tejarejo y Villacañas [...] el terreno participa de llano y montuoso con algunas cañas; lo hay bueno y de mediana

calidad, con algunos trozos de regadío , lo restante es monte poblado de atocha, romero, mata rubia, jara y otros arbustos, algunos trozos

de pinar y restos de sus frondosos carrascales, que aun cuando muy talados unos y otros desde la guerra de la Independencia á acá,

todavía proveen de maderas de construcción civil, y leñas de combustible y carboneo. Caminos: los locales; los hay de herradura, carreteros

y veredas, todos en buen estado. Producción: trigo, centeno, cebada, avena, vino, aceite, azafrán, esparto, madroños, abundantes yerbas

de pasto, miel y cera; se cría ganado lanar y cabrío, y las caballerías necesarias para la agricultura; caza de perdices, conejos y liebres;

algunos animales dañinos, como lobos y zorras. Industria: la principal es la agrícola; elaboración del esparto en diferentes manufacturas, el

carboneo, fabricación de cal y teja, 2 telares de paños y lienzos ordinarios, y algunos otros de los oficios y artes mecánicas más indispensables.

Comercio: exportación de ganados, azafrán, esparto y sobrante de los demás frutos, é importancion de los artículos de consumo que faltan; hay

2 tiendas de abacería para el surtido de la villa. Población: 284 vecinos, 1244 almas ...]

 

D. Miguel López del Castillo Tejeda, el último Mayorazgo, murió en 1869 sin descendencia y sus bienes pasaron a sus primos carnales,

los cuales fueron vendiendo vínculos; lo que supuso un importante cambio para la sociedad del pueblo de Fuente Álamo.


Monumentos

La localidad de Fuente-Álamo tiene una iglesia parroquial bajo la advocación de San Dionisio Areopagita. La construcción es del siglo XVIII,

de estilo neoclásico, realizada por el arquitecto Lorenzo Alonso Franco. Fue consagrada en 1798. Se usó en su construcción sillería para la

parte baja y mampostería para la alta. La fachada del edificio es sencilla, adornada sólo por unos ángeles que sostienen sobre el dintel de la

puerta los emblemas de San Dionisio Areopagita: báculo, palma, libro y mitra. Culmina toda ella con una torre-campanario rectangular.

El templo es de nave única cubierta de bóveda de cañón, con capillas rehundidas en los muros, divididas por pilastras de capiteles jónicos.

El ábside tiene una llamativa forma ultrasemicircular, y está cubierto con cúpula. Fue pintada en 1954 por Manuel Muñoz Barberán,

representando la Asunción de María. En el muro del ábside se abren dos puertas a ambos lados del altar, que comunican con dos sacristías

gemelas. Sobre ambas puertas hay dos medallones pintados en grisalla que representan la Anunciación y la Visitación.

Estructura económica

Agricultura

La base económica de Fuente-Álamo es eminentemente agrícola. El cultivo ha sido condicionado por el clima (escasez de agua y temperaturas

extremas), lo que ha conducido a centrarse en la vid y el olivo, y en menor medida en la cebada, la avena y el almendro.

Ganadería

Aunque no destaque la localidad por su caracter ganadero, esta actividad es un complemento de la actividad agrícola. El número de cabezas de

ganado ovino y caprino se ha reducido progresivamente, por el hundimiento del mercado de la lana y la falta de pastores que saquen al ganado a

pastar. Por el contrario el ganado porcino ha aumentado por la demanda de su carne.

Industria

La actividad industrial de Fuente-Álamo está alcanzando buenas cotas de desarrollo, siendo importante por los beneficios que genera.

La industria vinícola agrupa a la práctica totalidad de los productores en la Cooperativa Vitivinícola San Dionisio. Fundanda en 1957, ha sido

ampliada considerablemente con el paso del tiempo. Los vinos resultantes pertenecen a laDenominación de Origen Jumilla y se destinan al

mercado nacional.

La industria láctea se fundó en 1987 con la finalidad de elaborar queso fresco para el autoabastecimiento del municipio. Su desarrollo ha sido

notable: la producción se ha ampliado a otros derivados lácteos; y el mercado se ha extendido al ámbito nacional.

La industria del mueble es de creación reciente. En ello ha influido la cercanía de Yecla.

Servicios

La localidad cuenta con centro de salud, polideportivo cubierto, piscina municipal, un hotel moderno y varios restaurantes, una casa de alojamiento

rural, amén de bares y lugares de diversión.

 

AGENDA CULTURAL

LOCALIZACIÓN

PERFIL DEL CONTRATANTE